Cuba continua con las Pequeñas Hidroeléctricas Imprimir
Escrito por Administrator   
Martes 09 de Diciembre de 2008 00:00

Ampliará Cuba su programa hidroeléctrico

presa crecidaLA HABANA, CUBA.- La noticia de que Cuba incrementará su producción hidroeléctrica casi coincidió, hace unas semanas, con la sincronización al sistema eléctrico nacional de la primera unidad de la pequeña central de la presa Zaza, el mayor embalse del país, desarrollada aquella en colaboración con la República Popular China. Esta hidroeléctrica posee una potencia de generación máxima de 2,7 megaWatts y está ubicada en la provincia central de Sancti Spíritus. El programa ahora hecho público estima en más de 800 megaWatts la capacidad eléctrica que se pretende aprovechar en los próximos años, mediante el montaje de más de doscientas hidroeléctricas, en el conjunto de presas existentes.

Hoy se ha materializado ya en 180 pequeñas instalaciones, que generan 60 megaWatts, principalmente del potencial de riachuelos de montaña, que benefician a vecinos e instalaciones sociales. Estas pequeñas hidroeléctricas, a más de no consumir petróleo, garantizan el disfrute de esa energía a zonas distantes del sistema eléctrico nacional. El  eficiente funcionamiento de estos medios serranos aconsejó desarrollar otros proyectos semejantes, utilizando 12 micropresas o pequeños torrentes de las zonas montuosas.

La hidroeléctrica del Zaza, que se localiza cercana a llanos arroceros, de caña de azúcar y ganado, principalmente, pudiera ahorrar a la economía unas 15 toneladas de petróleo cada día, cuando próximamente alcance su máxima capacidad. Grandes acumulaciones de agua como ésta, emplazadas en todas las provincias cubanas en estos años, fueron concebidas para uso agrícola y ahora agregarán un considerable aporte eléctrico, según se incorporen a su desarrollo industrial, evitando grandes gastos del costoso petróleo.


Buena parte del dispositivo de almacenamiento y regulación de aguas, en ríos y arroyos, que hoy cuenta con cientos de presas y micropresas, surgió de la Voluntad Hidráulica, un histórico esfuerzo constructivo nacional puesto en marcha a partir de 1963, luego de las devastadoras inundaciones que provocó el ciclón Flora en las zonas orientales de Cuba, donde entonces eran casi inexistentes las obras de represamiento de las corrientes fluviales. Este fenómeno provocó más de mil personas fallecidas y cuantiosos daños.

El actual empeño de generación hidroeléctrica no se propone específicamente nuevas presas para producir electricidad, sino aprovechar las existentes, con más proyectos eficientes, además de continuar los abastos de agua para diversos usos y la continuación de la acuicultura, en lo que se prevé un propósito múltiple, además de la producción de electricidad limpia, sin desechos indeseables a la atmósfera. Actualmente Cuba se aproxima al ciento por ciento de su población consumidora de esta energía, hoy mejor utilizable gracias a la introducción doméstica de refrigeradores, cocinas y bombillos ahorradores, signados por sus bajos consumos, en los vecindarios de la Isla.

Fuente: Radio Rebelde (Fernando Dávalos)