Continua la confrontación entre Brasil y Ecuador por Hidroeléctrica Imprimir
Escrito por Administrator   
Jueves 16 de Octubre de 2008 00:00

 Las Perdidas ascienden a 100 millones de $us

Según estimaciones ecuatorianos el monto de las pérdidas por los daños registrados en la construcción de la planta hidroeléctrica San Francisco son de 99,7 millones de dólares americanos.

La planta fue construida con una capacidad de 230 megavatios (MW), es decir, capaz de abastecer al 12% de la energía del Ecuador. Esta central está paralizada desde el 6 de junio pasado, tras detectarse daños en su construcción que estuvo a cargo de la constructora brasileña Odebrecht.

Nave PH S. FranciscoSólo por paralización de la planta, los ecuatorianos, han estimado una pérdida de 25,2 millones de dólares americano, monto estimado sobre la base de 130 días que la central no produce energía eléctrica.

Adicionalmente, los ecutarionaso suman el monto de 18,5 millones de dólares, monto que representa el premio recibido por Odebrecht al haber entregado la obra antes del plazo contratado.

Otro rubro que forma parte de las pérdidas son los USD 26 millones que asumirá el Fisco ecuatoriano en el 2009, debido a una nueva paralización que sufrirá la planta para completar su reparación.

Se prevé efectuar obras complementarias por USD 18 millones, que garantizarán el normal funcionamiento de la central.

Según el gerente de Hidropastaza, Ítalo Centanaro, también se debe invertir USD 6 millones más para la compra de nuevos rotores de la turbina, que en principio el consorcio Odebrecht-Alstom y Vatech se comprometieron a asumir, dentro de la reparación.

Y añade  que se requieren USD 4 millones para arreglar el sistema de enfriamiento que éstabiliza la operación de las turbinas y otras áreas de la Hidroeléctrica   y de USD 2 millones para arreglar la chimenea de equilibrio, especie de pozo que ayuda a bajar la presión del agua  antes de que ésta entre en  las turbinas. 

En conclusión, el rubro por daños y obras de reparación asciende a USD 99,7 millones, esto sin contar con otras obras aún no cuantificadas por el Régimen.

Claro esta una parte del problema es reconocer, por el lado brasileño, su responsabilidad enl aparalización de la central hidroeléctrica y sin duda lo central se constituirá en cuantificar las pérdidas y que estas sean aceptadas por las dos partes.